10. India

Los primeros días en india tarde en darme cuenta que no era Pakistán. India es un país turístico y eso se nota en la actitud de la gente. La gente es muy amigable pero a diferencia de Pakistán, en el 95 por ciento de los casos hay un interés económico.

Llegue a Amritsar, primera ciudad tras pasar la frontera con Pakistán. Busque un hotel donde poderme quedarme pero todos eran carísimos, al final me llevaron a un Guest House bastante bien de precio. Resulto el típico Hostal de Mochileros de la India.

Hacia tiempo que no veía tanto europeo junto, y fue una experiencia en si misma.

La primera noche fui a visitar el Golden Temple. Mi intención era quedarme a dormir allí, pero imaginándome el jaleo que habría me decante por el hotel, eso si, la cena en el templo.

Me impresionó la organización que tienen en el templo. El templo esta gestionado por voluntarios de la religión Sikh dando alojamiento y comida a todo aquel que lo desee.

Es de esos sitios que uno siente una energía en el ambiente difícil de explicar.

Del Golden Temple me fui a McLeod Ganj, la ciudad donde reside el Dalai Lama y la gran parte de tibetanos exiliados. Intente tomar un café con el Dalai Lama pero en esos días se encontraba de viaje.

Son pueblos muy bonitos, aunque la realidad es bien distinta al show que han montado para los turistas. En estos sitios el turista tiene todo lo que quiere; música, buena comida, alcohol, mariguana y cursos de meditación.

Me deje caer en Srinagar por casualidad y resultó ser una agradable sorpresa.

La ciudad se creo en y alrededor del gran lago. Uno puede hospedarse en los cientos de casas flotantes que hay, dejarse llevar por la magia de lago.

Lo mejor sin duda, es perderse con una barquita por los canales pudiendo ver la vida dentro del lago, las tiendecitas, el barbero…Eso si, en cuanto uno sale al paseo, es asaltado por cientos de caza turistas. Es como pasear por el puerto olímpico de Barcelona a la hora de comer pero con la diferencia de que aquí te cogen del brazo para que no te escapes, que si paseito por el lago, que te voy a llevar a ver un sitio chulísimo, etc. jajaja son unos pesaos.

De Srinagar fui tirando para el norte con la idea de evitar el calor sofocante, yo que soy de fácil sudar, imaginaos, todo el santo día sudando como un cochino.

A medida que empiezas a subir vas notando cambios. Puedes ver una india mas tranquila, relajada y menos masificada.

Las primeras semanas en india apenas pude utilizar mi tienda de campaña. Todo estaba lleno de gente, cuando no era el sitio de una vaca, o el territorio de una familia de monos muy territoriales. Y la actitud de la gente tampoco me daba mucha confianza. En todas las situaciones siempre acababa percibiendo el interés por mi dinero.

Hotelitos, hostales, casa de huéspedes, los he ido probando todos. Al final me conformo con una habitación que cuando abra la puerta no se vean animalitos moviéndose o saliendo rápidamente de la habitación.

De camino a Leh conocí a William, un australiano que se había comprado una Royal Enfield para recorrerse todo el país y luego venderla. Fue el primero de muchos que mas tarde fui conociendo con esa misma idea, sin duda la mejor opción para viajar por india una larga temporada.

En esas motos se le coloca una estructura para poder cargarlas como si fueran camioncitos. Por lo que he visto son perfectas para largos viajes por la india.

Leh esta lleno de turistas motorizados, es muy común alquilarse una moto para hacer el tramo de Leh-Manali y también es muy frecuente encontrarse gente que es la primera vez que conduce una moto en su vida. Eso si que tiene merito! Aprender a conducir una moto por esas carreteras, con la moto cargada hasta los topes y con pasajero .

Leh es una ciudad pequeña rodeada de montañas donde se puede ver gran parte de la población exiliada tibetana. Tranquila y relajada, es ideal para desconectar del jaleo del sur. Claramente existen dos india, el norte y el sur.

Desde Leh me fui unos días al valle de Nubra con una pareja que conocí en la gasolinera. Como os decía antes Eli y Jon, era la primera vez que llevaba una moto con marchas, impresionante. Pensar que pasamos por el paso de montaña mas alto del mundo y el estado de la “carretera” es para verlo.

De vuelta en Leh conocí a Ross en el Guest house de los israelíes y con el me fui de otra semanita de excursión en buena compañía a ver unos lagos.

Muchas veces los nuevos planes sales de la nada, hay que estar atento para no perdértelos.

De camino al lago Bangong conocimos a James, encargado de un campamento de verano situado al lado de la carretera por donde pasábamos. No nos lo pensamos mucho ya que era una zona perfecta para acampar, césped, rió, caballos, yaks…y quien sabe…

Incluso disfrutamos de nuestra primera hoguera hecha con 100% caca de vaca, arde que da gusto

Os podéis imaginar donde cenamos y desayunamos. Incluso tuvimos discoteca por la noche

Desde que salí de Barcelona tenía ganas de pasar unos días o semanas en algún monasterio apartado que me encontrara por el camino. Con Ross descubrimos uno muy pequeñito que parecía perfecto para eso. Hacia solo 20 años que estaba construido y es posiblemente el monasterio mas bonito que he visto hasta la fecha. El trabajo en madera y los dibujos eran espectaculares. Nos comentaros que habían tardado 12 años y 15 personas trabajando para pintar todos los dibujos del interior.

Estuvimos 3 días esperando al monje ya que se encontraba en la ciudad de recados. Parece que no debía ser. Al final desistimos, aunque me quedo con esas horas deambulando por el templo o contemplando las banderitas de oraciones al viento.

En el lago Bangong acampamos en “el sitio”. Una pequeña península de arena. Tenéis que estar hay para entender ese atardecer, fue mágico.

Lo mejor fue a las 6 de la mañana.Me despierta un capullo de la única manera que me pueden despertar a esas horas. Lo primero que entiendo nada más abrir “la puerta” y quitarme las legañitas es:

Estáis en un sitio sagrado y tenéis que pagarme 200 Rupias. JAJAJA le dije que hablara con el de la tienda de al lado y le cerré “la puerta”, muy pronto para empezar a discutir.

Lo que me han enseñado los indios es a reírme con sus indiadas.En el lago hay muy pocos turistas pero esta claro que sus habitantes intentan vivir todo lo que pueden de los pocos turistas que llegan.

Llegaba el momento de irme, aunque reconozco que Leh es una cuidad que es muy fácil quedarse un poco mas, buen ambiente, buena comida, buenos precios y además sirve como base para hacer infinidad de excursiones de 1 semana. La situación es que no se encuentra gasolina en la zona, o sea que no te queda otra, que volver a Leh a por más.

Con una buena garrafita extra de gasolina me fui para Manali.

De veras ahora entiendo que venga la gente al norte de india solo para alquilarse una moto y hacer esta ruta. Esta entre las mejores que he hecho. Pasos de montaña de más de 5000m, montañas, valles, ríos, cascadas, etc… de 3 a 5 días dependiendo el ritmo por pistas y restos de antiguas carreteras.

No pude hacer todas las fotos que me hubiera gustado hacer por que me quede tirado

Pasando un riachuelo de los deshielos la moto no me arrancaba. La cosa es que no pasaba nadie porque era ligeramente tarde, quedaban unas 3 horas para atardecer y la gente normalmente ya estaba instalada en alguna cabaña de las que puedes encontrar por el camino para pasar la noche.

Desmonte media moto con prisas porque empezaba hacer fresquete. Esta claro que uno aprende a hostias. Después de revisar todo el circuito electro, bujías, y todo lo que se me ocurrió, llegue a la conclusión que podían ser muchas cosas y que no tenia ni idea . El plan era montar de nuevo la moto y esperar a que pasara alguien o irme andando al pueblo si finalmente no pasaba nadie.

A última hora cuando estaba cogiendo la mochila para empezar a andar apareció un coche, se me ocurrió que podía probar arrancar la moto empujándola ya que tenía ayuda.

Arranco!

Me fui de cabeza para el pueblo a dormir y a cenar algo. Después de unos buenos whiskys con unos indios con los que compartía cabaña llegue a la conclusión que al día siguiente tenia que llegar a Manali si o si.

Vaya día…amaneció lloviendo y no paro. La moto se paraba cuando le salía de los carburadores. Date media vuelta si estas cuesta arriba, pide ayuda si estas en plano y aprovecha para hacer una foto si se para cuesta abajo.

Y mucho barro espeso, pegajoso y frió

Llegue a Manali hecho un cristo en barrado, en busca de una batería nueva y una sopita calentita.

Bienvenidos al monzón!

En Manali conocí a Kajan. El tipo vive de los turistas como guía como tantos miles pero creo que prefería tener una lista de amigos que de clientes

Ultimo día le regale unas botas que sabia le hacían falta para la temporada siguiente, porque aun que no las tenga todas conmigo si estuvo acertado o no, en mi viaje he recibido muchísima ayuda de gente y poder ir devolviéndolas poco a poco es un gusto

Conocí a 2 monjes diferentes de esos que viven en una cueva en las montañas. En resumidas cuentas creo que la espiritualidad se ha ido perdiendo. Hoy en día el lema es “ Full Power 24 h” y fumar en pipa todo el santo día, de hay esa mirada que tienen, lo que llevan es un peo que no hay quien les siga.

Llevaba tiempo con la idea de conocer algún español que estuviera viviendo en el lugar. Estilo “españoles por el mundo” jajaja.

Cuando entre en india contacte con un español por facebook que estaba viviendo en un pueblecito muy pequeño y para allí que fui.

Es el típico pueblecito rodeado por campos de cultivo en el que no hay ningún sitio para poder quedarse a dormir. Creo que yo era el segundo turista que visitaba el pueblo.

Llegar a la casa donde vivía Marc fue tan fácil como preguntar al primero que pasara donde vivía Marc.

Era de chiste pasear los dos por las calles del pueblo, teníamos a todos los chavalines del pueblo detrás de nosotros y todo el mundo de las casas saludándonos. Fue una experiencia genial compartir esos días con Marc y su familia.

Llegaba el momento de afrontar Delhi. En el fondo es una tontería más pero a medida que me acerco a una frontera o una gran ciudad intento cuadrar más horarios.

Conducir por la ciudad me encanta a la vez que lo odio. Conducción ligeramente agresiva para que no te toreen, a la vez que tienes el dedo en el freno para pegar una frenada a primer elefante descontrolado que se cruce.

En la carretera de Leh – Manali tuve la suerte de conocer a Mikel y Verónica, una pareja que vivían en Delhi. Estuve unos días con ellos disfrutando de buena compañía cuando salían de trabajar.

Que grande es Delhi, incluso cogiendo el metro para ir a visitar algún sitio hacia que me pegara 3 horitas andando como mínino.

No olvidare una visita que hicimos a casa de un amigo español que, al igual que ellos, trabajaba en Delhi, tenia jamón de jabugo !! Se me cayeron las lágrimas !!

La última noche nos fuimos de marchita y que buena sorpresa la mía la ver que en muchos bar-discotecas, los extranjeros y las chicas beben gratis. Era el momento de compensar todos los abusos de poder que uno siente cuando va algún sitio y hay dos precios, 200% mas para los extranjeros.

Gracias Mikel y Verónica espero que nos volvamos a ver algún día por este mundo.

De camino a Agra tuve un pequeño susto con una vaca, de esas que se plantan en medio de la carretera con cara de muuuu. Reconozco que yo de por si no tenia uno de mis mejores días. Hacia muchísima calor, había muchísimo tráfico, y en varias ocasiones retenciones de varios kilómetros por protestas que impedían la circulación. Un tanto irritante y la dichosa vaca fue la gota que colmo el vaso. Un coche adelantándome por la izquierda y yo con ganas de aleccionar a la vaca dándole un suscito pasando cerca de ella. Bueno, al final fue ella quien me alecciono a mi. Ella iba en dirección a la marcha pero justo cuando pase por su lado decide mover la cabeza a ritmo de muuuu. La pobre se llevo un bofetón del carajo en toda la cara con mi maleta. En un primer momento pensé que acabaría en la cárcel por haber matado una vaca sagrada. De poco me voy al suelo por el golpetazo pero conseguir parar entero. La maleta quedo colgando de la moto gracias a que las llevo sujetas entre ellas con una cincha. Cuando mire hacia atrás imaginándome el cuerpo de la vaca tendido en el asfalto me fije que esta ni se había inmutado, es mas, no dijo ni muuu.

Taj Mahal visita obligatoria.

La última semana en india fue un trámite, me faltaba por ver la esencia de india, Varanasi, pero en 2 meses ya disponía de toda la esencia que podía asimilar. Además por los monzones, el río Ganges estaba 10 metros por encima de su nivel normal y no se podía pasear por le paseo que posiblemente es lo mejor de la ciudad. Para acceder a los crematorios tenía que dar unas vueltas por calles embarradas con aguas sépticas que se te quitaban las ganas.

Que diferencia cultural tan grande existe cuando para mí esa agua me repele y para otras personas es una bendición divina bañarse en ellas.

En Varanasi tal vez ha sido la ciudad que más veces he tenido que medio discutir por el precio de las cosas, es de risa. El del hotel cada día me quería subir el precio, incluso el último día me la quiso colar diciendo que el precio por día era otro. El del súper, compro un helado: -cuanto vale?

-100

-creo que tiene marcado el precio

-si si, son 60

…Lo miro y son 25 Rupias …

Así todo el día, a mi me resultaba cansino.

Una tarde pasando por la ciudad me encontré una furgo y sorpresa, matricula española.

Joseba y Arantxa. Familia viajera de las de verdad. Ya tenían unas cuantos viajes a sus espaldas y ahora antes de regresar por el cole del peque se iban unos meses a las playas del sur a descansar del jaleo de las grandes ciudades. Es un gustazo hablar con otros viajeros de carretera, anécdotas y sensaciones parecidas.

He intentado aprovechar estos dos meses en india todo lo posible aunque reconozco que ya tenía ganas de cambiar de país.

En solo diez minutos pasas la frontera con Nepal y nuevo mundo. La gente a primera vista es ligeramente más asiática y sin lugar a duda otro ambiente. En la misma oficina de inmigración y turismo me hicieron la misma broma, al preguntar cuanto tenía que pagar. Esto no es india chaval, bienvenido a Nepal.

Anuncios

15 pensamientos en “10. India

  1. Vaya vaya, por fín sabemos de ti!!
    Una vez más genial, y como no, como una buena serie nos dejas los dientes largos para el próximo capítulo…
    Suerte.!

  2. Nos hace viajar y soñar por un momento “muchacho” es como escuchar un buen tema de música..
    hasta siempre próxima estación..te mando recuerdos y abrazos fuerte de la Isla, y estoy soñando con Nepal YA!! Cuidate

  3. Ansioso porque relates el próximo capítulo. Me está encantando y sobre todo la manera que tienes de llevar las adversidades. Un fuerte abrazo.

  4. Hey! pues si que tenía yo retraso siguiendo tu aventura. Me ha encantado esta parte de India, pero el adelato al final sobre Nepal es espectacular.
    Se te ve bien; muy bien!

  5. Hola Pol!
    Maybe you remember me, I am Aiden, Mikel’s french-irish friend in Delhi.. it was great meeting you all that time ago, I have still not found the japany party. Where are you now and what is the next plan?
    I am coming back to your site to show it to my sister, who is thinking of doing pretty much the same trip to you but in the opposite direction, and with her husband and three kids in a van…
    it’s all very early days, just an idea so far, but maybe she could contact you about questions she might have?
    Hope everything is well with you and that you have found a nueva aventura somewhere!
    Aiden

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s